Mongolia puso en cuarentena a parte de su región occidental, que limita con Rusia, luego que se dieran a conocer dos casos de peste negra, la cual aparece en la actualidad por el consumo de carne de marmota cruda.

El Centro Nacional de Mongolia para las Enfermedades Zoonóticas (NCZD) realizó los exámenes correspondientes a dos individuos en la región de Khovd, por lo que se ordenó la cuarentena en la capital provincial y en uno de los distritos de la zona.


El organismo dio cuenta que tomó muestras a 146 personas que habrían tenido contacto con los infectados e identificó a 504 que tuvieron un segundo contacto, señaló Moscow Times.

La peste negra generó 50 millones de muertes en Europa durante la Edad Media, pero en la actualidad su aparición es esporádica, donde su versión más común es la bubónica, que se transmite por las pulgas y genera inflamación de los ganglios linfáticos.

En mayo de 2019, una pareja mongol murió por peste bubónica tras comer riñón de marmota crudo, lo que obligó a decretar cuarentena por seis.

Las autoridades de Mongolia hacen llamado periódicos a la población a no consumir carne marmota cruda, considerada buena para la salud por la tradición local, ya que podría contener el germen de la peste.

Así, en el país cada año se registra al menos una muerte por peste negra por consumo de carne de dicho animal.

Esta publicación aparece primero en El Dinamo