La última Encuesta Nacional Urbana de Seguridad Ciudadana reveló una baja en los niveles de victimización e inseguridad frente a delitos comunes, pero las personas acusaron un alza de las estafas vía web (el índice pasó del 1,6% al 2%) y la suplantación de identidad en cuentas bancarias (1% a 1,4%), mostrando las falencias en ciberseguridad durante la pandemia de COVID-19, donde se ha incrementado el uso de internet para trabajar o estudiar.

Tomando estos antecedentes, la Cámara Chileno-Suiza de Comercio organizó el webinar: “Desafíos y Estrategias de la Ciberseguridad en Tiempos de Crisis”, con la presentación de Pedro Huichalaf, abogado, ex Subsecretario de Telecomunicaciones, y Daniel Isler, consultor de ingeniería social de la empresa DreamLab Technologies.

En el primer bloque, Isler se abocó a descifrar las formas más comunes usadas por los maleantes para obtener información personal de sus víctimas. De hecho, a través de un video expuso la facilidad con la que cualquiera puede saber detalles de la vida cotidiana de desconocidos, simplemente accediendo a los perfiles públicos de las redes sociales. Recomendación: verifique la privacidad de su Facebook, sobre todo.

Otras técnicas utilizadas para obtener datos sensibles son el phishing, que se realiza a través de mensajes a celulares y correos electrónicos con ofertas o descuentos que incluyen enlaces con los que el usuario inocentemente interactúa. Esto puede generar la instalación de archivos en los dispositivos que revelan información o dan el control del aparato al estafador.

También está el vishing, que mayoritariamente se realiza por teléfono y en el que mediante una suplantación de identidad de un familiar o conocido, la víctima recibe instrucciones para entregar dinero a través de transferencia o depósito bancario. Famosa es la situación en la que un ser querido protagoniza un accidente y para reparar el daño se solicita cierto monto. Todo, por supuesto, es simulado. “No hay que dejarse llevar por el interlocutor. Uno debe tranquilizarse y verificar con alguien lo que me están contando”, señala Isler.

En la segunda parte del webinar, Pedro Huichalaf, quien actualmente es docente e investigador de la Universidad Mayor, se refirió al panorama actual de internet en Chile a causa del Covid-19. Señaló, por ejemplo, que el comercio electrónico se ha incrementado en 119%. Asimismo, el tráfico de datos ha crecido entre 30% y 40%, registrándose también un aumento en 500 casos de intentos de estafa.

Respecto a temas normativos del uso de internet y comercio electrónico, Huichalaf hizo mención al impuesto que desde ahora pagarán los usuarios de plataformas electrónicas como Netflix, pero también a los desafíos que se vienen en materia de logística. Sobre todo en los tiempos de respuesta en la entrega de bienes, cumpliendo así las expectativas y exigencias de los clientes.

Esta publicación aparece primero en El Dinamo